Dicho cara de poca ventana

CARA DE POCA VENTANA

En una noche de invierno cuando más brillaba el Sol,

una manada de cerdos saltaba de flor en flor.

Bajo un candil apagado, un ciego leía el periódico al revés y sin letras.

Y decía: un niño de 80 años ha muerto helado en un incendio.

El ciego lo estaba viendo, el sordo lo estaba oyendo y el cojo salió corriendo.

Yo asustado y sin asustar me fui a casa a acostar.

Y a media noche oí una voz que me decía:

¡Levántate cara de poca ventana y asómate a la vergüenza!

¡Y dame un vaso de sed que estoy muriéndome de agua!

Dicho cara de poca ventana

CARA DE POCA VENTANA
Epigrama popular anónimo

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *