La Isla Bonita

LA ISLA BONITA

Conozco muchas islas; algunas caribeñas, otras mediterráneas o unas pocas pacíficas. La mayoría de ellas me fascinan y algunas de ellas me cautivan tanto que me hurtan para siempre un trocito del corazón. Un claro ejemplo de esto es Vieques, la Isla Bonita: buena onda, playas hermosas y, sobre todo, lindas personas.

Tuve la oportunidad de conocer ese lugar en Semana Santa del 2017. Fui para 3 días y me quedé 17 ¡Imagínense! Caí en un camping de boricuas y allá me instalé más de dos semanas.  Dondy, Tindo, Pepo, Wilmarie, Muñeca, Anak, Afsanne, Marcos, Delphine, Sidón.…y algunos/as más, hicieron que mi estadía allá fuera divertida, mágica e inolvidable.  Paseos en lancha, días de playa con el agua hasta la cintura y cerveza por doquier, jejenes jodiendo en el atardecer, bailes en la Nasa, crudas de Medalla y Corona, langostas sabrosas, paseos por Monte Pepín, chapoteos en la bahía bioluminiscente, snokel con tortugas, conducción de camionetas y dominós interminables entre otras cosas.

Caracas, Sunbay, la Plata, la Chiva, Playa Negra… son algunas de sus bonitas playas. Peces multicolores, mantarrayas enormes y preciosas tortugas podrán encontrar en el agua. Y en la tierra muchos caballos , centenares de mosquitos (de los que pican duro) , miles de odiosos jejenes y abundantes boricuas encantadores/as.

Si algún día se acercan por eso lares en la época de Pascua, pregunten por Marina Pepín y allá encontrarán toda esta gente que les digo. Lleven cerveza o ron y ellos les obsequiaran con risas y diversión. De verdad, personas maravillosas.

¡Viva Marina Pepín!

Y no puedo dejar de hacer un comentario especial sobre Dondy: león con corazón de oro, divertido e inteligente. Pasamos unos días chéveres juntos y tuvimos la suerte de poder cruzarnos otra vez en México y de nuevo en Puerto Rico. Ahora hace más de un año que no nos vemos, pero te sigo teniendo presente. Seguro que en algún momento nos volvemos a encontrar. En su casa pinté el mural cabecero de esta entrada: habla sobre él y sobre Vieques.

¡Y cuidado con Tindo! Que a ese le gusta joder mucho y cuando empieza ya no puede parar. Por dar un ejemplo: una vez me tiró un cooler de agua helada por encima y otro día intentó aplastarme un plato de paella en la cara. ¡No se fíen!

No se pierdan la Isla Bonita: preciosa Vieques.

La Isla Bonita

La Isla Bonita

PD:  que los Baleáricos  y holboxeños que lean esto no se enfaden. También amo esas islas.

3 comentarios
  1. Wilmarie
    Wilmarie Dice:

    Alba… es emocionante leer tu escrito y saber que no se te olvida el balde de agua fría de Tindo, los juegos incansables de dominó pero sobre todo, hermosos momentos que disfrutamos. Un abrazo desde Puerto Rico !

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *