Sapo y luciérnaga

LA LUCIÉRNAGA Y EL SAPO

 

Brillaba en una floresta durante una noche sombría,

la luciérnaga modesta que ignoraba su lucía.

Envidioso de su brillo cierto sapo que la vio,

fue y escupió al gusanillo veneno que la mató.

¿Por qué? Exclamó falleciente, ¡a un desvalido matar!

Y escupiendo nuevamente dijo el sapo: no BRILLAR!

Sapo

LA LUCIÉRNAGA Y EL SAPO

Epigrama popular: autor desconocido
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *